¿Qué buscas?

sábado, 29 de junio de 2013

Chile - sus montañas

Como dice Amaral en su canción, Santiago de Chile se despierta entre montañas, y lo cierto es que hasta ahora que he visto estas mismas montañas no he sabido entender la profundidad de esas palabras. Las montañas que rodean Santiago son algo digno de ver y que a buen seguro no dejarán indiferente a nadie. Los primeros días las veía desde el hotel y me encantaba ver cómo se teñían de rosa al atardecer. Veía poquito, un trozo, no más, que aparecía entre los edificios pero que era suficiente para mantenerme en la terraza hasta que se hacía de noche.
 
 
Con el paso de los días fui descubriendo desde dónde verlas mejor y también cuándo. Después de la lluvia. Siempre después de la lluvia.
 
Pero como hoy las he visto no las había visto nunca. Altaneras y orgullosas, mirando a quien se dignara mirar hacia ellas con la soberbia de quien se sabe superior al resto y encima sin poder hacerle reproche alguno porque es verdad. Porque no hay nada más grande en Santiago ni nada que las iguale en belleza. Son majestuosas, increíblemente hermosas, y lo saben.
 
Anoche llovió, quizá no mucho, pero sí lo suficiente para que esta mañana se vieran las montañas con nitidez y no miento si digo que he visto cerros en los que no me había fijado anteriormente. Siempre me sorprende que me sorprendan estas vistas después de la lluvia. Pero más me sorprende ver cómo la gente pasa por delante de ellas como si nada, sin apenas inmutarse. No las miran, ni siquiera de reojo y yo pienso que debe de ser envidia. No sé cuándo será o si ocurrirá algún día, pero el día que me habitúe tanto a ellas que las ignore de esa manera será el momento de volver a casa y dejar paso a otra persona que sepa admirarlas como se merecen a pesar del halo de vanidad que las envuelve.

martes, 25 de junio de 2013

Chile - Valparaíso

¡Por fin este fin de semana he estado en Valparaíso! Estuve el domingo con Montse y con David, dos amigos españoles con los que hago muchos planes desde que llegué a Chile. Para la próxima visita espero que se apunte más gente porque aun tenemos mucho por ver allí y estaría genial que vinieran todos.

Ayer vimos la casa de Neruda (vaya chabolas que tenía el colega, por cierto), el mercado que es donde comimos y uno de los miradores al que llegamos por uno de los ascensores al módico precio de 300 pesos el viaje (unos 45 céntimos) Todo el mundo me recomienda que coja un bote para ver la fauna marina así que la próxima vez haré seso eguro.

Os dejo con algunas fotillos de la excursión.

Casa de Pablo Neruda: no se pueden hacer dentro de la casa, sólo de las ventanas hacia afuera, es decir, a las vistas de Valparaíso. Hice lo que pude para sacar fotos más o menos decentes...




 
 
Las calles y su arte grafitero
 

 

 

 
Subida en ascensor al cerro de la Concepción. Para que os hagáis una idea es como un funicular pequeñito.
 
 

 Atardecer desde el cerro
 
 

lunes, 17 de junio de 2013

Chile - Alto del naranjo

Y con eso de Alto del naranjo no quiero decir que hayamos llegado arriba del todo, ¿eh? y no por vaguería o flojera, no, ha sido más bien porque pensábamos que habíamos llegado ya. Ha sido al llegar abajo que nos han dicho que no. Aún así yo creo que nos hemos quedado muy cerca.
 
El plural que estoy utilizando es porque he hecho esta excursión con Nicole (Col) una chica chilena que he conocido a través de un chico del trabajo que normalmente sale sola a hacer trekking.
 
El paisaje que he visto hoy es muy parecido al de la excursión que hice el otro día yo sola. Nubes entre las montañas, arena y cactus. El trekking como tal ha sido bastante ligero, pero como las dos íbamos hablando ha estado perfecto para el ritmo que llevábamos de charla. No ha sido especialmente cansado y hemos comido arriba con la cordillera de fondo. Muy bonito.
 
El día ha estado con neblina y las fotos no han quedado del todo bien, pero voy a poner igual una selección de las mejores.

Un baño en el camino (y no es coña). Es más grande que algunos refugios de montaña, jaja.


 
Col y yo


Los pinchos no son como para tomárselos a broma
 


 
La bruma ha estado todo el día pero aquí se ve como empieza a invadir la parte superior de la montaña


El sol, no la luna
 
En resumen, ha sido un bonito día en la montaña fuera de los coches y el ruido. En principio este fin de semana iba a haber ido a Valparaíso, pero no ha podido ser. Lo dejo para dentro de dos findes, a ver si entonces puede ser... ¡Gracias Col por el día de hoy!
 
 

sábado, 1 de junio de 2013

Mamá, mira lo que he comido hoy (2)

Salmón con ensalada de aguacate y tomate

Ingredientes para el salmón:

- 1 tajada de salmón
- 1/4 de cucharada de comino molido
- Pimienta negra
- 1 cucharada de azúcar
- 1 cucharada de aceite de girasol
- 1/2 cucharada de vinagre
- Sal
- 1 diente de ajo


Ingredientes

Se pone el salmón en una bandeja ligeramente engrasada.

Se mezcla el azúcar, el ajo picado, el comino, el vinagre y un poco de sal.
 
Calentamos el horno a 220º y luego metemos el salmón con la mezcla durante 10 minutos o hasta que esté bien hecho

El salmón antes de entrar al horno con la mezcla



Ingredientes para la ensalda de aguacate:
- Un aguacate (o palta para los chilenos) maduro
- Un tomate
- Sal
- Limón

 
La ensalada no puede ser más sencilla de hacer. Se lava el tomate y se corta en trozos pequeños. El aguacate se parte por la mitad, se vacía en un plato y se espachurra. Añadimos los trocitos de tomate y revolvemos todo. Por último aliñamos con limón y sal. Como cena o como acompañamiento está genial. Es ligero y rico.

 Sugerencia de presentación
 

Lo bueno de que se pegase a la bandeja es que lo comí sin tener que quitarle la piel porque ya se la había arrancado de cuajo.
 
---------------------------------
 
Esta receta la he sacado de un libro de cocina que compré antes de venir a Chile que se llama 200 platos para preparar y cocinar en 20 minutos, de la editorial Blume. La verdad es que está muy bien y es cierto que se tarda muy poco en cocinar.
 
Nota: esta receta la hice con lo que tenía en casa y no puse todos los ingredientes que ponía en el libro pero aun así quedó bien. La mezcla tiene que quedar mejor con un poco de pimentón y azúcar morena en lugar de blanca, pero yo no tenía esos ingredientes. Por último la receta original viene con una base de tiras de calabacín. Nada de aguacates y tomate. Esa receta la he copiado de alguien que conocí en el albergue.