¿Qué buscas?

Cargando...

miércoles, 6 de julio de 2011

Cóctel sin alcohol (I)

No sé cuándo ni porqué me empecé a interesar por los cócteles. Quizás sea desde que los pusieron en uno de los bares de mi barrio al que solemos ir y en el que además las chicas tenemos los jueves la primera consumición gratis. Antes entraban los cócteles; ahora ya no. Sí, creo que viene de ahí...

El caso es que el otro día vi una cajita de aluminio con distintas recetas y me decidí a probar en el mundo del cóctel. No todo va a ser la ingesta de mezclas. Alguien tendrá que prepararlas. Vamos, no sé. ¡Digo yo!

El caso es que ya he probado dos, y ambos sin alcohol, que mi hermana está embarazada y no es muy recomendable en su estado...

Hoy os traigo uno que se llama Sueño escarlata, pero que yo lo he rebautizado con el nombre de Sueño refrescante de mora. Esto ni más ni menos es así porque no encontré el ingrediente principal de Sueño escarlata, que era la frambuesa, pero como yo me emperré en hacerlo igualmente, pues lo hice con un licor de mora.

Esta es la pinta que tiene a medio preparar...


Bueno, os cuento cómo hacerlo que al final me pongo a escribir y no hay quien me pare...

Sueño escarlata
Para dos copas

Ingredientes:

2 cucharaditas de zumo de lima
1 cucharadita de azúcar
1 cl de jarabe de frambuesa
100 ml de agua carbonatada
Frambuesas y menta para decorar

Modo de preparación:

1.- Sumerge el borde de las copas en un platito con agua y después pásalo por un plato con azúcar. Queda súper mono y endulza si bebes directamente del vaso. Yo esto lo hago lo primero de todo para que el azúcar se solidifique.

2.- Mezcla el zumo de lima, el azúcar y el jarabe de frambuesa.

3.- Pasa la mezcla a una coctelera con cubitos de hielo y el agua carbonatada.

4.- Agita la mezcla enérgicamente.

¡OJO! Aquí hay un pequeño inconveniente, y es que si agitas agua con gas lo normal es que el tapón salte y lo ponga todo perdido (esto me pasó a medias) Lo que yo hago es levantar la tapa antes de que salte sola. Es una chapuza pero no se me ocurre otra cosa.

5.- Vierte la mezcla restante (es decir la que no ha salido disparada por la presión del gas) en dos copas o vasos y decóralo con frambuesas y menta.

Sueño refrescante de mora
Para dos copas

Cambiamos el jarabe de frambuesa por licor de moras sin alcohol
Añadimos un poco más de azúcar porque el licor tiene menos azúcar que el jarabe
El resto no cambia.

El cóctel lo he hecho ya dos veces y lo cierto es que es bastante refrescante, de hecho de ahí viene el nombre que le hemos puesto al cóctel mi padre y yo. Mis padres han sido los conejillos de indias en los dos casos y aseguran que está mejor con un poco más de azúcar del que pone en la receta original por eso os pongo que hay que echar más de lo que pone. A mí lo que más me ha gustado, a parte de prepararlo, ha sido la mezcla entre el licor de mora y la lima. ¡Ñam! ¡Qué rico!

En relación a la coctelera os diré que era lo único que me echaba para atrás a la hora de meterme en el mundillo coctelero, pero me lié la manta a la cabeza y me compré una muy normalita por 4.95€ en Alcampo.

Yo he cambiado el jarabe por el licor, pero he encontrado en IKEA un jarabe de arándanos y creo que también puede estar rico así. Quizás lo pruebe... Ya os diré...

Os animo a que lo probéis y me expliquéis después el resultado. ¡Es muy fácil!

Chin-chin

3 comentarios:

la emperatriz de lavapiés dijo...

¿Cóctel I?, ¿tendremos segunda parte? yo te propongo un intercambio: yo pongo la comida y tú la bebida :)

la emperatriz de lavapiés dijo...

No puse lo más importante: ¡tiene una pinta estupenda!

Narayani dijo...

Sí, mi intención es poner más de vez en cuando, pero no creo que sea pronto...

Me parece perfecto el change que propones. Tú haces los espaguettis negros y yo el cóctel.

Un beso!