¿Qué buscas?

domingo, 10 de octubre de 2010

El indomable Will Hunting

Hace 12 años que El indomable Will Hunting se estrenó en el cine y fue entonces cuando la vi por primera vez. Me encantó una escena en la que salían Matt Damon y Robin Williams hablando de cómo este último había conocido a la que después fue su esposa. Esa escena, vista por primera vez y en pantalla grande me puso los pelos de punta. Quizás sea una exagerada, no lo sé, pero el caso es que la recordé durante años. Creo que después de aquella primera vez sólo había vuelto a verla una vez más. Ayer, que tuve una gran sesión de cine en casa, me vi varias películas y entre todas ellas estaba ésta. Y mira tú, que a pesar de que la escena que he comentado hace un momento se quedó grabada a fuego en mi memoria, la escena que esperaba con ansia fue otra muy diferente.

Estaba el protagonista en un bar de la universidad con sus amigos. Él es un chico problemático a más no poder, pero extremadamente inteligente. Sus amigos son problemáticos también y con pocos estudios, con lo que se puede decir que les saca cierta ventaja, aunque no haga alarde de ello. Estaba, decíamos, en un bar de la universidad al que habían ido a ligar y uno de sus amigos entró a dos chicas. Cuando estaba hablando con ellas se acerca el típico chulito de las películas americanas para tratar de ridiculizarle delante de todo el mundo y es cuando tiene lugar la conversación que tanto me gustó y que pongo a continuación por escrito.

Chulito-Pues en eso te equivocas porque Wood subestima drásticamente el impacto de la sociedad...
Will Hunting-Wood subestima drasticamente el impacto de las desigualdades sociales basadas en la riqueza, especialmente la riqueza heredada. Eso lo has sacado de Vickers. El condado de Essex. Página 98, ¿verdad?. Yo también lo he leído. ¿Ibas a plagiar el libro entero o tienes ideas propias... acerca de este asunto? ¿Vas en ese plan? ¿Entras en un bar y sueltas de memoria un párrafo haciendo creer a todo el mundo que es de cosecha propia? ¿Te montas esa historia para impresionar a unas chicas y avergonzar a mi amigo? Lo más triste de todo es que dentro de 50 años empezarás a pensar por ti mismo y te darás cuenta de que sólo hay dos verdades en la vida. Una: que los pedantes sobran. Y dos: que has tirado cien mil pavos en una puta educación que te habría costado un par de dólares por los retrasos en la biblioteca pública.
CH-Sí, pero yo tendré un título. Y tú servirás patatas fritas a mis hijos cuando paremos a comer algo antes de ir a esquiar.
WH- Ja, ja, ja. Es posible, pero yo seré una persona de verdad... Y si eso te supone un problema, podemos salir a la calle y... solucionarlo.
CH- No qué va, ningún problema. Tranquilo.
WH-¿Seguro?
CH- Sí.
WH- Bien.
--------------------------------------------------------------------

He pensado que quizás os haríais mejor a la idea si podías ver el vídeo, así que aquí os dejo el fragmento. Yo recomiendo la película entera, por supuesto, pero eso ya va en gustos.




Como apunte final, sólo quiero comentar que Robin Williams se llevó el Oscar al mejor actor secundario por este papel. Un papel dramático que parecía que no le iba a pegar mucho y que sin embargo, bordó.

La película también tiene el Oscar al mejor guión original.

-

5 comentarios:

Jevy dijo...

Genial la escena Narayani!! Me encanta como le gana la batalla!! jejej, por listo!!
Hace mucho tiempo que la ví pero ya tengo el gusanillo con la escena ésta y la veré otra vez en breve!!

Narayani dijo...

Creo que se está picando más gente con esta peli, jeje. La verdad es que mola y no sé porqué no la he visto más veces. Desde que la compré, hace varios años, no la había visto.

Narayani dijo...

Acabo de ver otra vez la escena y la verdad es que no me canso, jajaja. Me encanta cuando dice lo de:
Uno: que los pedantes sobran...
Me encanta :-)

Dream Eater dijo...

Fantastico, tengo k ver esta pelicula :D

Narayani dijo...

Sí, sí, tienes que verla. Es muy recomendable.

Por cierto, bienvenido al blog ;-)