¿Qué buscas?

martes, 22 de mayo de 2012

¿Decisiones tomadas con calma? No, ¡gracias! (Parte 1)

Viernes, 20 de abril de 2012 / 15h

-Mira Fani, en la página de la EMVS han sacado un listado de pisos en Vallecas. Igual te interesa alguno.

Anabel, compañera de trabajo, sabe que esa zona me gusta porque mis hermanas viven allí.

-Ah, pues sí, muchas gracias. Ahora mismo lo miro.

Así empezó todo. Los miramos juntas y nos pareció interesante así que nos pedimos las dos la mañana del siguiente lunes para ir a informarnos. En principio sólo había que ir y reservar el piso. Demasiado fácil para ser real. Quedamos en hablar el domingo por si íbamos juntas o si por el contrario cada una iría por su cuenta.

Domingo, 22 de abril de 2012 / última hora de la tarde

-Anabel, ¿qué vas a hacer mañana? ¿Vas sola o acompañada?

-Pues creo que al final no voy a ir. He estado en IFEMA, que había una feria este fin de semana, y me han dicho que para reservar la casa hay que llevar un cheque por el valor de la entrada…

La conversación se alargó durante un buen rato y al final toda la ilusión que había depositado en comprarme un piso se desvaneció de un plumazo. Los requisitos eran complicados. No valía con llegar y decir “¡Me lo pido!”

Lunes, 23 de abril de 2012 / 08:00 / Día del libro

Estoy camino de la EMVS pensando que voy a pedir información (por eso de que he pedido la mañana de vacaciones y no tengo nada mejor que hacer) y después me iré a mirar libros, que hoy es el día del libro y hay un 10% de descuento.

La oficina de la EMVS abre a las 9:00 y yo llego a las 9:05. Tardan más o menos una hora en atenderme y cuando lo hacen no me dicen nada más que:

-¿Qué quieres? (no de malas, ¡eh! La chica es muy amable)

- Información sobre los pisos que aparecen en la página web.

-Pues que no te puedo decir más de lo que hay en la página. Está muy bien explicado ahí.

-Ya, pero me han contado que hay que adelantar el dinero y… bla, bla, bla

Le cuento todo lo que me contó Anabel durante un rato y me dice que sí, que es tal cual me lo han contado

-Ya, pero entonces, ¿cuál es el siguiente paso? Yo tengo el dinero de la entrada. ¿Qué tengo que hacer ahora?

-Tendrías que ir al banco que lleva la hipoteca de ese piso y que te aseguren que te van a dar la hipoteca. Más que nada porque el cheque que nos entregues es a fondo perdido. No te lo vamos a devolver si no te dan la hipoteca.

El banco al que tengo que ir está justo al lado de la casa de mis hermanas. Llamo a Sandra que sigue de baja por maternidad y le pido que me acompañe.  En el tren camino de su casa pienso que después de ir al banco aún me queda algo de tiempo para ir a la fnac que está al lado de mi trabajo a mirar libros. 

Cuando llego a su casa le cuento un poco sobre la marcha lo que me han dicho, cogemos a Iker y nos vamos volando al banco con las últimas nóminas impresas. Una vez en el banco me dicen que sí, que no ve que vayan a ponerme pegas a la hora de firmar la hipoteca después.

Entonces… ¡Ay madre! ¡¡El siguiente paso es llevar un cheque por el valor de la entrada y ya está hecho!!

Cogemos el coche de nuevo para ir a la EMVS y preguntamos el importe exacto del cheque. Me lo apuntan en un post it y me voy. En el coche me doy cuenta de que he perdido el post it. ¿¿¡¡Cómo he podido perderlo en los 10 metros que hay de la ofincia de la EMVS al coche!!?? Llamo a mi hermana Ana y le pido que me calcule el 4% del valor de la entrada. Creo que eso es lo que me han dicho antes. Sí, estoy segura. Casi segura.

-¿Papá? Oye papá tengo que ir a por el cheque a mi banco. ¿Me acompañas? Sí, vamos Sandra, Iker y yo camino de casa ya. ¿Cómo que no te llevas bien con la chica del banco? Entonces no vengas. Bueno, vale, como quieras…

Llegamos a mi banco a las 13:00 más o menos. A esta hora he estado dos veces en la EMVS (en palos de la frontera) una en el banco de la hipoteca (en Vallecas) y otra en mi barrio que es el punto de partida (Herrera Oria). Todo en cuatro horas.

Llevo el bebé en brazos y entro en el banco como un elefante en una cacharrería y mirando para todos lados.

-¿Sí? ¿qué quieres?

-Un cheque.

-¿Un cheque?

- Sí.

Me tranquilizo y le explico todo con calma. Llega mi padre y según parece no es la chica con la que se lleva mal. Me da el cheque después de asegurarnos de que está todo correcto y nos vamos corriendo otra vez. Mi hermana le da el relevo a mi padre que me lleva de vuelta a la EMVS (por tercera vez) y ella se lleva a Iker a comer a casa. Cierran a las 14:00 y son las 13:30 cuando estamos de camino. Tenemos que llegar como sea.

A las 13:45 entro por la puerta de la EMVS. Le digo a la chica que tengo un cheque para hacer una reserva y… me mira espantada. Me ha visto allí toda la mañana y ahora me tiene que dar una mala noticia. Lo veo en su cara…

-La recepción de cheques es hasta las 13:30

-No me digas eso. He corrido todo lo que he podido. He estado aquí tres veces... No he podido hacer las cosas más rápido.

Me mira con cara de pena:

-Espera un momento…

6 comentarios:

MartiMartita dijo...

Y q pasooooó?!!
Dinos algo!! No nos dejes así!!!

Narayani dijo...

Ay, MartiMartita, no seas impaciente! :-p

Besos!!

Nocturna dijo...

Hola guapa!! un blog muy bonito, me recuerda al Otoño mi estación favorita.
Tes sigo, me sigues? Besitos ;)

Carlos dijo...

Q jodia, lo has dejado en el mejor punto ...

Narayani dijo...

Nocturna, me paso por tu blog :-)

Carlos, claro, hay que poner un poco de intriga... No tardaré en subir la segunda parte :-)

Meg dijo...

menuda aventuraaaa !!!!