¿Qué buscas?

jueves, 23 de mayo de 2013

Chile - Trekking en el parque Mahuida - Filo de los espinos

Este martes fue fiesta -feriado- en Santiago de Chile y como no quise quedarme en casa sin hacer nada decidí hacer una excursión por la montaña, que dicho sea de paso, ya iba tocando. Es cierto que mi primera opción fue ir a Valparaíso o a algún otro sitio fuera de Santiago, pero viendo que me iba a comer un buen atasco -taco- a la vuelta a causa del fin de semana largo decidí quedarme cerca. Ninguna de mis amistades podía acompañarme, bien por enfermedad, bien porque tenían que trabajar, o bien porque tenían otros planes. El caso es que al final fui sola.
 
Se puede decir que el plan era más dominguero que otra cosa. Me levanté a las 8:00 y salí de casa sobre las 9:30 con eso lo digo todo...
 
Una vez dentro del parque te tienes que registrar. Dejar tus datos de contacto: teléfono, carnet de indentidad, nombre, hora d einicio y ruta que vas a hacer.
 
El guarda del parque, al verme sola, me dijo que lo mejor para que no se me hiciera de noche era que anduviera durante tres horas (hasta donde llegase) y que después diese la vuelta. Así que empecé a subir primero por un camino y luego directamente por la montaña entre piedras. Mi intención era llegar hasta donde me diesen las tres horas, pero a poco que subía me encontraba con un paisaje diferente que me motivaba a seguir subiendo. Realmente el camino no era el más cómodo ni el que yo habría elegido seguramente en una excursión en España, es más, es el típico camino del que me habría estado "quejando" todo el día (lo pongo entre comillas porque me quejo en broma. Luego siempre vuelvo) Aún así es cierto que me quejo y por eso quiero pedir perdón sobre todo a Santi que es quien más me tiene que sufrir siempre (aunque piensa que podría ser peor si viniera Lorena siempre (Lorena, desde el cariño, ¿eh? jeje)
 
En fin, que me puse a subir y cuando llevaba dos horas y media me encontré con un chico que bajaba. Le pregunté si me quedaba mucho y me dijo que una hora máximo y me animó a subir. Me dijo que había harto gente arriba y que me daba tiempo de sobra de subir y volver a bajar antes de que se hiciera de noche.
 
-Mira todo lo que has subido ya. ¿Cómo vas a darte la vuelta aquí? -Me dijo. Pues también es verdad... También me dijo que se llamaba el filo de los espinos y que tenía una altura que rondaba los 2.000 metros, pero realmente no he visto más información al respecto asi que desconozco el dato exacto.
 
Así que me animé y subí y no me arrepiento para nada porque las vistas son espectaculares. Os dejo con algunas fotos. Espero que también las disfruteis.
 
Fui camino de El cerro de la Cruz pero no llegué. De hecho mequedé bastante lejos del cerro 



Igual no se aprecia bien pero esta era la subida
 


Parezco un pasmarote pero el fondo se ve bien.
 
No sé a quién se le habrá ocurrido llevar un piedra gigante, pintarle una cara y clavarla en un alambre que está pegado a una roca.
 

 
Realmente es una excursión muy recomendable. La recompensa al sufrimiento es muy grande como habéis podido ver, aunque la triste realidad sea que lo que más encanto da a las fotos no es otra cosa que contaminación. Hacia el otro lado, donde no están estas montañas, tenemos Santiago de Chile. A veces, si tienes suerte, puedes ver algún edificio conocido en la distancia.
 
Debajo de la nube está Santiago. Por arriba la montaña.
 
Para terminar decir que hoy tengo bastantes agujetas que me recuerdan que llegué hasta arriba (ya me habría jodido tenerlas igual y no haber llegado a la cima) También que aunque conseguí subir bastante bien, la bajada fue bastante peliaguda porque el camino era empinado y era fácil resbalar, de hecho me caí una vez aunque paré bastante antes del precipicio (mami, es broma ¿eh? lo del precipicio, digo, caerme me caí pero no ya no me duele el golpe) Era cierto que había harto gente arriba y de hecho hice el camino de bajada con otras dos mujeres. Nos íbamos adelantando las unas a las otras y al final llegamos juntas abajo. Una vez que llegué abajo tuve que volver al registro y poner ok al lado de mi nombre para que supieran que había llegado.
 
¿Cómo llegar al parque Mahuida?
 
Yo fui en metro hasta hasta Plaza Egaña y allí cogí el bus 403  Le decís al conductor que os avise para ir al parque Mahuida y donde os deje cogéis el D02 o el D010. Cualquiera de los dos os deja casi en la puerta del parque. Sólo hay que subir una cuesta y ya has llegado. Si eres peatón tienes que pagar 500 pesos chilenos por entrar al parque (al cambio 80 céntimos) Si vas en coche no sé cómo puedes llegar al parque, pero sí sé que tienes que pagar 5.000 pesos (8 euros)
 
En el parque hay varias rutas para hacer senderismo, pero también para montar en bici o a caballo. También hay una zona de picnic muy bonita y aunque sólo sea para pasar el día con unas tortillas merece la pena.
 

4 comentarios:

Silvia dijo...

¡Campeona!¡Tú si que vales! Me alegro de que poco a poco vayas descubriendo las maravillas chilenas. ¡Con todas las cosas preciosas que te quedan por descubrir! Estoy deseando que nos enseñes Valparaiso y, recuerda, si más adelante puedes -porque está más lejos- a hacer trekking por Torres del Paine. Aunque después del incendio que sufrió el año pasado no sé como debe estar el parque natural. Cuídate muchos. Besos

la emperatriz de lavapiés dijo...

¡las vistas son impresionantes! mereció la pena el esfuerzo :)

Anónimo dijo...

Me alegro que hayas hecho tu primera excursion de montaña. Que tal las botas nuevas?subes mas ligera? ;)
Besitos

Sandri

Margari dijo...

Campeona! Y desde luego esas vistas, con contaminación y todo, merecen la pena. Espero que no haya sido nada la caída.
Besotes!!!