¿Qué buscas?

Cargando...

jueves, 7 de junio de 2012

Pinchín

El caso es que quizás no merezca la pena tanto esfuerzo pero ya que se nos ha metido entre ceja y ceja no nos vamos a echar para atrás. Vamos a ir a por todas.

Cuando entré en la empresa para la que trabajo hace casi cuatro años había un cactus pequeñito en una maceta bastante grande. El cactus era del antiguo director de cuentas y cuando se marchó le dijo a Gonzalo que se lo regalaba. Desde entonces el cactus ha sido de Gon y en estos cuatros años ha crecido bastante.

Hace unos meses vimos que el cactus no estaba bien. Yo empecé a preocuparme por su salud y digamos que lo adopté. Ahora Gon y yo somos su papá y su mamá.

El problema principal del cactus, al que hemos llamado Pinchín por motivos obvios, es que tiene un cuerpo ancho, un cuello estrecho y una cabeza gorda. Resultado: a Pinchín le pesa mucho la cabeza y se dobla por el cuello. No queda bonito.

Un día que le vi muy malito lo bajé a la floristería-tienda-de-regalos que hay en el barrio en el que trabajamos y le pedí opinión al dueño. El chico, muy dispuesto él, lo trasplantó a una maceta más grande utilizando su tierra y su agua y le puso un tutor (palito largo para que se pueda apoyar Pinchín y no se venza para el otro lado) aunque dijo que era la primera vez que veía a un cactus con un tutor y que le parecía raro. No me cobró nada y sólo me pidió que me acordara de su tienda cuando fuera a comprar algún regalo alguna vez. Por ahora no he ido, pero yo mis deudas las pago siempre así que en algún momento de mi vida iré.

En fin, que me disperso. Desde ese día Gon y yo hemos estado atentos a Pinchín y aunque parecía que al principio no iba mal del todo nos hemos dado cuenta de que le faltaba algo. No está bien. No se sujeta solo.

Ayer por la tarde, que me cancelaron la clase de aerobic, me fui a La Vaguada y compré tierra para rellenarlo y hoy, en nuestra hora de comida, hemos operado a Pinchín. Para empezar hemos quitado otro cactus que había en la maceta y que estaba muerto y seco desde hacía mucho tiempo y que creemos que le estaba perjudicando; después hemos colocado a Pinchín todo lo recto que hemos podido; más tarde hemos echado la tierra para rellenar todos los huecos; y por último lo hemos regado.

Creemos que esta vez la cosa va a funcionar, pero ya le ha dicho antes Gon: “Pinchín, pon tú algo de tu parte también, ¡que todo lo estamos haciendo nosotros!” Creo que después de la charla y de su nueva colocación en la maceta va a mejorar. Esperamos que en breve se sujete por él mismo.

Tengo un sospechoso pinchazo  en el dedo corazón desde que he quitado el cactus pequeño esta mañana. Creo que tengo una espina clavada. No la veo y solo la noto cuando doblo el dedo. ¡¡Me cago en todo!!


9 comentarios:

Marie Jane Bradshaw dijo...

Yo también tengo tres cactus, y me pasa exactamente lo mismo. Son muy bonitos y los quiero mucho. Espero que Pinchin mejore pronto.
Besotes♥

Carlos dijo...

Ahora si que puedes decir que llevas a Pinchín dentro de tí, en el corazón. Que tiernoooo ;)

Carlos

Lady Boheme dijo...

Cuánta guerra da un cactus, y decían que eran plantas fáciles de cuidar, la leche.

Espero que Pinchín salga adelante, ya nos contarás!!

¡Besines!

Narayani dijo...

Muchas gracias Marie Jane!

Carlos, sí, sí, muy tierno... Todavía me pincha. Buaaaahhh. Por cierto, este finde te llamo porque voy a estar el lunes por Barcelona. A ver si nos vemos...

Lady Boheme, gracias! Yo también espero que mejore y salga adelante :-)

Besos!

diariodeunaescritoranovata dijo...

Jajaja, qué gracioso, pobre Pinchín. Hombre, creo que sería muy desagradecido por su parte no luchar un poquito después de todos los mimos recibidos por tan atentos y solícitos papis.
Ya nos contaras cómo evoluciona. Por de pronto, recomiendo ejercicios de cervicales. No para vosotros, sino para Pinchín, que tiene que fortalecer el cuello ;)

La espinita, como todo lo malo de esta vida, dejará de doler en un par de días más ;)

Besotes!

Anónimo dijo...

Madre mia, no habrá cactus más mimado que éste! La verdad es que me encanta el nombre que le habéis puesto.
mmchuiks!

Narayani dijo...

Vicky, gracias por tus consejos. Esta semana sin falta lo pondremos un collarín, jeje.

Anita, sí, está muy mimado. El nombre lo eligió Gon que para algo era suyo :-)

Besos a las dos!

Gon dijo...

Ultima hora: parece que pinchin esta mejorando algo...su cuello se esta poniendo fuerte y parece que hizo caso a mis palabras del otro día...seguiremos informando

Anónimo dijo...

Gon, yo creo que lo que más ha funcionado para que mejore, fue tu charla de padrazo del otro dia!! jeje.
Me alegro que Pinchin vaya mejor..

me encanta el nombreee!

Besos
Anita